Sillas Eames: ideas de decoración

Usa las sillas Eames para decorar

Además de su formidable funcionalidad, las sillas Eames son un objeto de deseo para muchas personas, que ven en estas sillas un original objeto decorativo con lo que dar calidez y cierta distinción a cualquier estancia del hogar o lugar de trabajo. Esa es una de las grandes razones del éxito de estas sillas tan aclamadas en todo el mundo.

Gracias a que hoy en día se siguen fabricando las sillas Eames originales y a que la tecnología ha avanzado mucho desde la década de los 50, podemos encontrar esta clase de sillas en muchos modelos diferentes así como tapizados, maderas, fibras y plásticos de muchos colores, tantos que es posible satisfacer los gustos de cualquier persona, independientemente de lo exigente que ésta sea.

Aunque pueden utilizarse en exteriores, con excelentes combinaciones, todo sea dicho, las sillas Eames son ideales para interior y uno de sus fines puede ser como decoración en el salón, sobre todo por su diseño y la gran cantidad de colores que hay a nuestra disposición. Estas sillas Eames originales, son fabricadas por Herman Miller en Estados Unidos.

En este caso, si echamos un vistazo a la historia de los diferentes modelos, una de las más utilizadas para los salones es el modelo de silla Leather Lounge, también conocida como “otomana”, la cual fue diseñada en un principio para el prolífico director Billy Wilder. Hoy en día, gracias a este diseño, son muchos salones los que combinan a la perfección su estilo con el de la silla, creando una atmósfera muy agradable.

Este modelo de silla es ideal para utilizar tanto en el salón como en una biblioteca o una habitación dado que gracias al gran soporte para la cabeza la hace ideal para disfrutar de un buen tiempo de lectura así como escuchar música, ver una película o simplemente para relajarse tras un largo día de trabajo o echarse una siesta después de comer, porque es sumamente cómoda, especialmente si se usa el complemento que tiene para apoyar las piernas.

También es muy recomendable para estar en un despacho, tanto para ser usada para desconectar un poco como para tenerla como silla principal, eso sí, sin el complemento para las piernas. Cuenta con tal nivel de comodidad que no nos importará estar sentados durante horas y horas porque nuestra comodidad será máxima en todo momento.

También es recomendable para un despacho o consulta en casa, un estudio de diseño, a lo que podemos acompañar con una buena lámpara de pie con luz regulable a media altura, una mesa de perfil bajo para que las cosas nos queden a mano, una pequeña librería o incluso hasta un original revistero a su lado son otras de las opciones que podemos tener con esta silla tan cómoda y con ese diseño tan inconfundible.

Si no contamos con biblioteca, una habitación que nos sobre o un despacho en casa, siempre podemos hacer un rincón especial dentro de una misma habitación, combinando el Eames Leather Lounge con otros elementos decorativos pero a la vez funcionales y que aporten un toque de diseño para hacer un pequeño reducto dentro del salón por ejemplo.

Son sillas que quedan a la perfección tanto con parquet como con tarima flotante o incluso sobre una buena alfombra, lo que dará un aspecto mucho más cálido a la estancia. Solo es cuestión de proponérselo y ver qué modelo puede quedar mejor en determinado rincón de la casa, pero hay que tener en cuenta que ya se juega con ventaja dado que estas sillas son tan sumamente versátiles que se adaptarán sin ninguna clase de problema a cualquier espacio.